Nada

Yo he jugado con la nada, sus hombros he apretado, la he pintado de amarillo, índigo y morado, hemos sido ambas compañeras, hemos compartido nuestros días y también hemos llorado.

Yo conozco a la nada, se de sus angustias y la he visto disfrazada detrás de su orgullo.

Yo incluso hablo siempre con la nada, muchas veces la imito o la reemplazo, sin mi cuerpo, sin mi mente, sin futuro ni pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: